El Voto de Preferencia en Córdoba

Robert Michaels

Robert Michaels

El sociólogo alemán Robert Michels en su libro “Los partidos políticos” describió la “Ley de Oro de la oligarquía”, afirmando que “tanto en autocracia como en democracia siempre gobernará una minoría”, que las cúpulas políticas argentinas cumplen hoy al pie de la letra, especialmente cuando confeccionan las listas para las elecciones, hasta el extremo que, para los próximos comicios, los principales candidatos oficialistas de los distritos han sido impuestos desdela Quinta de Olivos. Las “mesas chicas” de los partidos de oposición, en la mayoría de los casos, eligieron sus candidatos sin elecciones internas, la que intentó Eduardo Duhalde y Alberto Rodríguez Saá fue un papelón, y las primarias santafecinas un ejemplo digno de imitar.

Sin embargo, y seguramente por un descuido de los que mandan en los partidos, los convencionales constituyente al reformar la Constituciónprovincial (2001), y al dictar la Carta Orgánica de la Municipalidad de Córdoba (1995), incorporamos, el voto de preferencia –como existe en otros países-, por el que el orden de las listas de legisladores y concejales, que figuran en las boletas, puede ser alterada por los que votan, al indicar sus preferencias por algunos candidatos que no están en la cúspide de las boletas, y que son los que, en las “listas sábanas”, terminan siendo los titulares de las bancas que reparte el sistema proporcional.

Provincia de Córdoba

Advertidas las cúpulas de este desliz, en la Provincia se la eliminó, al no reglamentarla ni siquiera cuando se hizo la “reforma política”; y el Tribunal Electoral, al no agregar un tramo en la boleta única para que el que vota pueda marcar sus preferencias, como acaba de disponerlo la ordenanza municipal de Córdoba que estableció la boleta única.

El Código Electoral Provincial, dispuso, además, que en la boleta única solamente deben figurar, en uno de sus tramos, los 6 primeros candidatos a legisladores de la lista de 44  titulares y sus suplentes, seguramente porque de colocarlos a todos en vez de tener dicha boleta un tamaño de medio metro por medio metro, tendría el de una bandera de ceremonia.

Ningún medio, hasta ahora, difundió las listas de candidatos a legisladores, que 14 agrupaciones políticas han presentado ante el Tribunal Electoral y que competirán en las elecciones provinciales del 7 de agosto, razón por la cual me apersoné ante el Juzgado Electoral para enterarme quienes eran; y pude observar que en el puesto 26 de la lista de legisladores de Unión por Córdoba figura de “relleno”, como se dice en la jerga política, uno de los postulantes más destacado, el actual ministro de educación Walter Grahovac, en un lugar que le será imposible ser electo (en 2007 la primera mayoría obtuvo 17 bancas), si no se permite el voto de preferencia y las logra en el comicio.

Municipalidad de Córdoba

El Concejo Deliberante de la Municipalidad de Córdoba, a su vez, puso, al reglamentar la preferencia, dos obstáculos para que nunca los candidatos ni los ciudadanos intentaran alterar el orden de las listas, al obligar a formular las mismas escribiendo de puño y letra el nombre del preferido en una lista aparte de la partidaria, lo que hacía sospechar que por la letra el votante se lo pudiera identificar, lo que ponía en duda el secreto del sufragio. Esto se modificó en la ordenanza que estableció la boleta única, ya que ahora sólo hay que escribir el número de orden de los tres candidatos preferidos a concejales en un cuarto tramo, distinto del primero, donde se marca la lista completa; el segundo, donde están los candidatos a intendente, viceintendente y concejales; y el tercero, los vocales del Tribunal de Cuentas.

Pero se mantuvo el segundo obstáculo, que es: que para que un candidato supere, en el orden de la lista a otro debe obtener un 3 por ciento de preferencias, cantidad que es casi imposible conseguir, y no faltó en el reciente debate quien pretendía subirlo a 5. Por lo que los candidatos a concejales no se gastaran en hacer campañas para que sean conocidos y superar a los primeros de sus listas, ni para mantenerse en las primeras posiciones, y los que votan no podrán señalar a sus preferidos por desconocer quienes son.

Cuando dejemos de pensar en las vacaciones y en la Copa América, y nos concentremos en que estamos obligados a votar, a los mejores o a los menos malos, tendremos que averiguar en que mesa mixta (de varones y mujeres), que casi seguro no serán la misma de anteriores elecciones (www.eleccionescordoba.gob.ar), emitiremos voto; esta vez sin “cuarto oscuro”, reemplazado, ahora, por un biombo; con una boleta única, donde no figurarán los nombres de la mayoría de los candidatos a legisladores provinciales, pero sus nombres los podremos conocer, el día de los comicios, en carteles colocados en los lugares de votación, aunque, es de lamentar, no podremos cambiar el orden de dichas listas.

Los que creemos que con el voto de los ciudadanos se toman las decisiones políticas más trascendentes, ante esta nueva trasgresión a la Constitución, volveremos a reclamar que: El pueblo quiere saber de que se trata.

Córdoba, julio de 2011.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s