La destitución del presidente Lugo ¿Otra vez la Triple Alianza?

Fernando Lugo Méndez

El embajador de Paraguay Hugo Bernardino Saguier Caballero; frente a la embestida de sus colegas de Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua en la reunión dela Organizaciónde Estados Americanos (OEA) por la destitución el 22 de junio pasado del presidente Fernando Armindo Lugo Méndez en un juicio político que se tramitó en dos días; denunció la formación de una nueva “Triple Alianza”, aludiendo a la decisión de los presidentes de Argentina, Brasil y Uruguay, de suspender en el MERCOSUR a su país y disponer la incorporación de Venezuela, recordando la sangrienta guerra en la que estos mismos tres países tuvieron con el suyo y en la que perdieron la vida más de la mitad de los paraguayos (1865-70).

El ingreso de Venezuela estaba demorado porque el Senado paraguayo se negaba a aprobar el tratado que lo autorizaba. Y las razones políticas que impulsaron la suspensión de Paraguay del MERCOSUR parecerían que no fueron solamente las afinidades políticas con Hugo Chávez, sino que estuvieron movidas por obtener ventajas en la provisión de petróleo y gas que abundan en ese país. Parala Argentinaúltimamente esto se ha tornado imperioso, como lo demuestran las medidas recientes adoptadas como: la intervención a YPF, la expropiación de las acciones de Repsol, y las misiones comerciales a Angola y a Azerbaiyán, países exportadores de petróleo, aunque gobernados por dictadores.

El obispo católico Fernando Lugo fue electo presidente de Paraguay en 2008, oportunidad en que derrotó con el 41 % de los votos a Blanca Ovelar, del Partido Colorado, fundado en 1887 y que gobernaba el país desde 1947, liderando la Alianza Patrióticapara el Cambio, que integraban los partidos Febrerita, Socialista, Demócrata Cristiano, entre otros, que llevaba como vicepresidente al médico Luis Federico Franco Gómez del Partido Liberal Radical Auténtico..

Los conflictos dentro de ésta coalición surgieron poco después de la elección y el gobierno, a pesar de la bonanza económica (el PIB creció el:15,3% en 2010, el más alto de América y el tercero del mundo, debido al cultivo y la exportación de soja), comenzó a tener dificultades, agravadas por el cáncer linfático que padece Lugo, que hicieron imposible cumplir con las promesas electorales, lo que políticamente explotó 9 meses antes de terminar su mandato, el 15 de junio pasado, por el allanamiento de un campo en Curuguaty donde murieron 17 personas, y precipitó en el Congreso el juicio político, que se llevó a cabo entre el 21 y 22 de junio pasado, y que destituyó a Lugo, y terminó con la asunción a la presidencia del vice Federico Franco

La acusación que se votó enla Cámarade Diputados, luego de un debate de cinco horas, y fue aprobada por 76 votos contra uno, y hubo 3 ausentes. Las acusaciones fueron:

  • la matanza de 17 personas (11 campesinos y 6 policía) en el fallido allanamiento en Curuguaty,
  • la crisis con los campesinos carperos en Ñacunday,
  • la inseguridad en el país,
  • el mal uso de los cuarteles militares para supuestas actividades políticas, y
  • la firma del protocolo de Ushuaia II que habilita ala Unasurintervenir si el país si estuviera en riesgo la democracia.

En el Senado el abogado del presidente, Adolfo Ferreiro, que con Emilio Camacho y Enrique García fueron los defensores, pidió primero una prórroga para preparar mejor la defensa, lo que le fue denegado; y, luego, acusó al Jurado legislativo por montar “un circo”, destacando que el presidente Lugo sabe “que las naciones de la región están en contra de este juicio político”. Ferreiro, al refutar las acusaciones votadas en Diputados, dijo: que la matanza de Curuguaty ocurrió en un allanamiento que se hizo en cumplimiento de órdenes judiciales. Luego de cinco horas de debate en el Senado, la destitución fue aprobada por 39 votos contra 4, y hubo 2 senadores ausentes.

En Sudamérica se han producido en los últimos años juicios políticos que terminaron con la destitución de 5 presidentes: Fernando Collor de Melo en Brasil, 1992; Carlos Andrés Pérez en Venezuela, 1993; Abdalá Bucaram en Ecuador, 1997 – el Congreso lo destituyó por incapacidad mental con el voto de 44 de sus integrantes (mayoría simple) ya que no contaba con los dos tercios para destituirlo por juicio político-, Raúl Cubas Grau en Paraguay, 1999 y la reciente de Fernando Lugo de Paraguay; tres hubo que resultaron fallidos como fueron los de Ernesto Samper en Colombia, 1996, y los de Luis González Macchi en Paraguay, en 2002 y en 2003. En el único que intervinieron gobiernos vecinos fue en el de Lugo.

Hay quienes dicen que el juicio fue sumario porque se temía que el presidente clausurara al Congreso. Lugo aceptó la decisión del Senado, aunque luego ensayó alguna resistencia que no ha tenido mayor eco en la sociedad paraguaya. Sus abogados recurrirán, según anunciaron, ala Corte Supremay ala ComisiónInteramericanade Derechos Humanos. En la próxima reunión del MERCOSUR se anuncia la expulsión del Paraguay y la incorporación de Venezuela.

No creo que la decisión que por amplia mayoría tomó un Congreso, cuyos diputados y senadores fueron elegidos por el pueblo en elecciones limpias, pueda justificar un enroque como éste, especialmente si todavía se tramitan recursos judiciales y ante organismos internacionales, que pueden anular o corregir los defectos que pudo haber tenido este juicio bien calificado de express.

Córdoba, julio de 2012.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s