El “escrache” a los contribuyentes de Villa María

Concejal Georgina  Etchegaray

Concejal Georgina Etchegaray

La ordenanza general impositiva modificada, por 8 votos contra 4, por el Concejo Deliberante de Villa María autoriza a publicar los nombres de algunos contribuyentes, que hubieren incurrido en evasión o fraude viola el secreto fiscal y el derecho natural a la intimidad, proclamado como principio de reserva en la Constitución Nación, cuando dice que “Las acciones privadas de los hombres que de ningún modo ofendan el orden y la moral pública, ni perjudiquen a un tercero, están sólo reservadas a Dios y exentas de la autoridad de los magistrados.” (Art. 19): y a la Constitución de la Provincia cuando dispone que “Toda persona tiene derecho a conocer lo que de él conste en forma de registro (…) Dichos datos no pueden registrarse con propósitos discriminatorios de ninguna clase ni ser proporcionados a terceros, excepto cuando tenga un interés legítimo.” (Art. 50)

La referida Ordenanza impositiva declaraba, como lo hacen todas las normas de igual tenor, que “Las declaraciones juradas, comunicaciones, informes y escritos que los contribuyentes, responsables o terceros presenten ante el Organismo Fiscal son secreto en cuanto consignen informaciones referentes a situaciones u operaciones económicas o de sus familiares. El deber del secreto no alcanza para que el organismo fiscal utilice las informaciones para verificar obligaciones tributarias distintas de aquellas para las cuales fueron obtenidas. Tampoco rige frente a pedidos de organismos nacionales, provinciales o municipales.” (Art. 46),

El agregado que reforma este artículo y que criticamos votado por los concejales oficialistas de Villa María dispone: “No están alcanzados por el secreto fiscal de los datos referidos a la falta de presentación de declaraciones juradas, a la falta de pago de obligaciones exigibles, a los montos resultantes de las determinaciones de oficios firmes y de los ajustes conformados, a nombre del contribuyente o responsable. La administración municipal de ingresos públicos, queda facultada para dar a publicidad esos datos, en la oportunidad y condiciones que ella establezcan.”

Entendemos que el “escrache” es una agresión que no llega a ser cruenta contra aquellas personas a las cuales sus ofensores procuran menoscabar simbólicamente delante de la sociedad y ello se agrava, en este caso, por no haberse previsto conceder el derecho de defensa ni que se respete la garantía del debido proceso legal adjetivo para el contribuyente “escrachado”, lo que es violatorio también del la Ley Fundamental Nacional (Art. 18) y Provincial (Art. 39). Recordemos que se ha dicho algo que está claro con lo que dispone esta ordenanza: “Si no hay Justicia, hay escrache”.

La concejal demócrata cristiana Georgina Etchegaray–que votó en contra del agregado-señaló acertadamente que sucedería, por ejemplo, si luego de la publicación un fallo judicial determinaba que la persona no era deudora, ya que sólo una sentencia firme puede condenar a un contribuyente como deudor. La publicidad anticipada de estos datos le causaría un daño, lo que haría más evidente la inconstitucionalidad planteada.

Los derechos humanos de los contribuyentes también merecen ser respetados.

Córdoba, Diciembre de 2012.

Anuncios

Un comentario el “El “escrache” a los contribuyentes de Villa María

  1. Nestor Cadario dice:

    Como en tantas otras cosas, el principio de reserva está operando al revés. Creo que Von Ihering se va a quedar corto con la Argentina de doña Cristina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s