“No es ningún acto golpista que la oposición presida Diputados”

Dr. Jorge Horacio Gentile

Dr. Jorge Horacio Gentile

El constitucionalista Gentile señaló que la Carta Magna no establece que sea la primera minoría la que deba presidir la cámara. Agregó que antes que implementar primarias hay que fortalecer a los partidos

El constitucionalista Jorge Gentile dijo ayer a PUNTAL que no es ningún acto golpista que la oposición presida la Cámara de Diputados de la Nación.

-A la luz de los resultados que arrojaron las elecciones primarias, ¿hay margen para una re-reelección presidencial?

-Parecería que no. Porque en realidad si los resultados se trasladan a octubre próximo el oficialismo va a tener una mayoría muy ajustada o va a quedar en minoría en alguna de las dos cámaras del Congreso (de la Nación). El Gobierno no tiene posibilidades. Me da la impresión de que está asumiendo esta circunstancia por algunas acciones que se han visto en los últimos días y algunos cambios de discursos que han tenido algunos de los voceros del Gobierno. Daría la impresión de que se han conformado y se han dado cuenta de que Cristina eterna es un imposible.

-¿Si la oposición toma la Cámara de Diputados se da un golpe institucional?

-El Gobierno usa esto de golpe institucional con todos los que no están de acuerdo con él. Por lo que no hay que darle trascendencia. En realidad, el Gobierno se quiere curar en salud porque puede quedar en minoría en la Cámara de Diputados. De hecho tiene minoría actualmente. Lo que pasa es que junto con los aliados hace una mayoría que le da pie para poder la presidencia en la cámara. Pero la Constitución no establece que sea la primera minoría o el bloque más numeroso el que tenga que tener la presidencia de la cámara. Lo que dice es que tiene que tener la mayoría de la cámara. Y si la mayoría la obtienen los partidos que no son del gobierno perfectamente puede haber un opositor. En Estados Unidos, la Cámara de Representantes está presidida por John Boehner, que es republicano. En Argentina, el 10 de diciembre del 2001, durante la presidencia de Fernando de la Rúa, fue elegido Eduardo Camaño, que era de la oposición. Ahora hay que ponerse de acuerdo sobre una serie de normas que tienen que cumplirse para que no vuelva a pasar la experiencia de los años 2010 y 2011. Con motivo de haber perdido las elecciones en el año 2009, en esos años el Congreso prácticamente no funcionó o funcionó con muchas dificultades. Por ejemplo, hubo un año en el que no se aprobó el presupuesto y por consiguiente hubo que reconducir el del año anterior. Eso no tiene que volver a ocurrir. En segundo lugar, en el 2011 la Cámara de Diputados se reunió siete veces, es decir menos de una vez por mes. Así no puede funcionar el Congreso. Y, tercero, el Congreso en los últimos tiempos se ha ganado el mote de que es una escribanía porque simplemente homologa lo que ordena el Poder Ejecutivo. Y eso no es bueno para la democracia.

-¿Cómo tiene que ser entonces el Congreso?

-El Congreso tiene que volver a ser un lugar de encuentro, de debate y de legislación. Y esto es muy importante a treinta años de recuperación de la democracia tenerlo presente. Tenemos que fortalecer el Congreso para que vuelva a ser la institución que fue y que lamentablemente en la última década ha dejado de ser.

-Dicen que el Gobierno ya da por perdida la reforma judicial.

-Es imprescindible hacer una reforma de la Justicia para que sea más independiente y no pretender reformarla para hacerla más dependiente del Poder Ejecutivo como se ha hecho.

-¿Coincide con esta propuesta de implementar primarias en la provincia de Córdoba?

-No es una mala idea. Creo que hay que debatirla un poco en base a la experiencia que tenemos en el orden nacional y de lo que ocurre en otros países, como Chile y Estados Unidos. Hay que pensarlo bien. Pero hay algo más importante que las primarias: hay que fortalecer a los partidos políticos. Ha aparecido una generación joven pero que necesita ser reforzada con una buena educación política. Esto de querer combinar la lista de candidatos con cómicos y árbitros de fútbol, que uno respeta como ciudadanos, es una fórmula que muchas veces adolece de la formación necesaria. Por eso, necesitamos formar a estos nuevos jóvenes que quieren incorporarse a la política. Porque si no las elecciones primarias pierden sentido si seguimos fraccionando los partidos políticos.

-¿Estas primarias pueden traspolarse a nivel local?

-Sí, perfectamente.
Rio Cuarto, agosto de 2013

Reportaje publicado en el diario Puntal de la ciudad de Rio Cuarto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s