Caminando por la cornisa

Mauricio Macri

Mauricio Macri

El resultado electoral de las elecciones españolas; más cercano al empate que al apoyo incondicional a un líder, partido o programa de gobierno; repitió lo que ocurrió en las recientes de Venezuela y Argentina, como las de EEUU hace un año. El mensaje del pueblo es claro, el pueblo quiere que los electos al gobernar resuelvan sus problemas, sin preocuparse mucho de sus ideologías; tradiciones políticas; ni si son de derecha, de centro o de izquierda; ni si son estatistas o privatistas, nacionalistas o globalistas, de un partido o alianza o de otra, o si son políticos viejos o nuevos.

El reparto equilibrado de votos a las distintas opciones obliga a conversar, debatir, mediar, buscar consensos y gestar acuerdos, alianzas o coaliciones para decidir, aprobar normas o integrar equipos de gobierno. Las hegemonías, los poderes concentrados, las luchas por imponer criterios y el pretender uniformar los poderes, que alguna vez dividió Montesquieu, parecen concordar con lo que la voluntad popular manifiesta.

En el caso argentino el nuevo presidente, Mauricio Macri, si bien fue jefe de gobierno de Buenos Aires, ejerce un liderazgo que no tiene su raíz en la política; su notoriedad viene de haber sido presidente en Boca Juniors; no fue legislador; su partido es nuevo y se creó y desarrolló alrededor de su figura, fue electo en una alianza donde se distingue la UCR -un partido histórico en crisis por la falta de líderes nacionales-; y muchos de los votos que cosechó, para obtener la estrecha mayoría por el que fue elegido, estaban motivados por el rechazo al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. No tiene mayoría en el Congreso, que en los últimos años se convirtió en una “escribanía”, y la administración que le tocará dirigir, la justicia y los órganos de control están infiltrados por militantes del anterior gobierno.

Luego de sortear los obstáculos que CFK le intento imponer al asumir, el presidente tomó importantes decisiones como: hablar desde el balcón de la Casa Rosada a una multitud reunida en la Plaza de Mayo, un día después que CFK se despidiera de sus partidarios en ese mismo escenario; se reunió con los candidatos a presidente y con los gobernadores, participó de un tedeum interreligioso en la Catedral, inició una más fluida relación con la prensa; subió el mínimo del impuesto a las ganancias para los sueldos; otorgó $400 a los que tienen jubilaciones y pensiones mínimas o asignación universal por hijo; bajó y suprimió retenciones a las exportaciones; unificó el mercado del dólar, todo lo cual le amplió el respaldo de la opinión pública. Además, puso sobre la mesa importantes iniciativas que se tendrán que implementar, debatir y consensuar, como la controvertida designación en comisión de dos jueces de la Corte Suprema, como un primer paso para encarar una negociación que dé pie a una reforma de la Justicia.

Con ello Macri aprovecha la “luna de miel” que la oposición le concedió, que el receso del Congreso le permite y que no sabemos si será de 100 días como ha sido acostumbre. Mientras tanto, procura avanzar en áreas, como la internacional –al dar por decaído el memorándum con Irán y reclamarle a Venezuela por los presos políticos-, donde la intervención del parlamento es menos necesaria.

Debe iniciar el difícil camino que termine con la pobreza, la corrupción, el narcotráfico, la inseguridad, la inflación, el centralismo porteño y hacer que la educación mejore en calidad e inclusión. Como está distribuido el poder éste es un estrecho camino de cornisa, pero es el único que tiene para convertir un gobierno que nació débil en uno fuerte, lo que parece difícil pero no imposible.

Para transitarlo la brújula que debe guiar, tanto a oficialistas y como a opositores, no es otra que la que resulte de buena lectura que hagan de los últimos resultados electorales, en las que sufragaron reclamaron soluciones concretas, repudiaron la grieta y eligieron políticos que se les pide honestidad, que hablen menos y que escuchen más.

A no equivocarse, entonces, no es poco lo que está en juego.
Córdoba, diciembre de 2015.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s