Educación Religiosa en Salta

Corte Suprema

Corte Suprema de Justicia de la Nación

Sr. SECRETARIO (Dr. Font).- A continuación hará su exposición el doctor Jorge Horacio Gentile.

Dr. GENTILE.- Señor Presidente, Excelentísima Corte Suprema de Justicia: me ha parecido muy acertada la decisión de este Alto Tribunal de establecer una audiencia pública para tratar un tema tan trascendente como este, pero además, me pareció muy oportuno. A tres días de una elección primaria, que muchos han dicho que es una encuesta, nos permite ver qué quiere el pueblo argentino a través de lo que ha ocurrido durante esta campaña electoral. Y nos vamos a encontrar con algo que tiene que ver con el tema en examen.

Fíjense, por ejemplo, que el principal candidato que ha puesto el gobierno para las elecciones en el distrito más grande del país es un ministro de Educación, y un ministro Educación que no es un hombre carismático. Ayer, en La Nación, el periodista Fernández Díaz decía que tiene cara de suplente y apellido de avenida.

Parecería ser que el ser ministro de Educación y el poner la educación en primer término es muy importante. Esto confirma lo que yo creo que es uno de los problemas más importantes que tenemos que revisar los argentinos.

Pero además, en la campaña electoral se han tomado muchos temas que también tienen que ver con esto, porque se denuncia, se protesta y se hace una serie de reflexiones sobre distintos temas como, por ejemplo, el tema de la grieta. No es solamente la grieta política; también es la grieta entre los ricos y los pobres, la grieta entre el interior y la Capital, entre los que viven en la zona urbana y los que están en los sectores marginales. Acabo de ver gente durmiendo acá a unas cuadras.

Entonces, ¿qué significa esa denuncia? Denuncia que quizás tenemos que volver al primer objetivo de la Constitución Nacional, que es constituir la unión nacional, diríamos, reconstituir la unión nacional. Hemos planteado, se ha planteado y se ha discutido el tema de la corrupción y que tenemos una Justicia que no es oportuna, que es lerda y que no resuelve los problemas. Estamos pidiendo que se afiance la Justicia. Estamos planteando el tema de la seguridad, que viene desde el bullying en los colegios hasta la desaparición de Maldonado, pasando por el tema del narcotráfico. Quizás estamos refiriéndonos a la paz interior de la que habla el Preámbulo de la Constitución.

Pero cuando hablamos de todos estos principios, educación y principios supremos, principios morales o del derecho natural, que han sido positivizados en la primera parte de la Constitución y desarrollados luego en su texto, ¿qué significa esto? Que en definitiva, la última parte del Preámbulo nos dice que debemos recurrir a la fuente, que es el Dios protector que se invoca en el mismo Preámbulo de la Constitución.

Entonces volvemos al tema religioso. Si queremos realmente solucionar todos estos problemas que se han discutido en estos tiempos, seguramente vamos a tener que tratar de afianzar estos principios, y el colegio no puede prescindir de explicar estos principios que nacen y que tienen su fuente en el aspecto religioso.

Fíjense que puede haber alumnos de Salta o de otra parte del país que están viendo esta audiencia. ¿Qué significa ese crucifijo? ¡Ah, no! Como esta es una escuela laica no se puede dar una explicación sobre ese particular.

Estamos en Buenos Aires, una ciudad que cuando se fundó se la llamó ciudad de la Santísima Trinidad, puerto de Santa María de Buenos-Ayres. ¿Qué significa Santísima Trinidad? No se puede explicar en el colegio porque es una cuestión de carácter religioso. No podemos explicar por qué aparte de la cruz existe la estrella de David o existe la media luna. ¿Qué significado tiene eso? ¿Qué significan los templos, las iglesias, las capillas, las sinagogas, las mezquitas? ¿Qué significan? ¿No les podemos explicar a los niños todo esto? Esto no es solamente un problema religioso, es un problema cultural. Y la educación no puede discriminar y retirar del ámbito de la educación todo esto.

Acá se habló de Estado laico. ¿Qué es Estado laico? ¿Quién ha dicho que es laico? Bueno, la palabra laico tiene dos acepciones: los que no son ministros, que son laicos dentro de una religión, o los que niegan directamente la religión. Bueno, parecería ser que a los que se quiere discriminar en definitiva es a los que tienen alguna creencia religiosa. Y acá no estamos hablando de mayoría y minoría, estamos hablando de discriminación. Si queremos –evidentemente- que haya igualdad, no solamente tenemos que predicar la igualdad y la fraternidad. Podríamos, si somos religiosos, decir “tenemos que amarnos los unos a los otros, y mi prójimo es hijo de Dios como yo soy hijo de Dios”. Fíjense qué fuerza tiene educativamente plantear la cosa desde el punto de vista religioso.

Entonces, creo que todo lo que se ha planteado para poner obstáculos a que esta parte de la cultura -y esta parte de la religión- no se exprese a los niños de primero a séptimo grado, como ocurre en la provincia de Salta, no tiene sentido.

Incluso en esto de distinguir entre escuela pública de gestión estatal o de gestión privada vamos a encontrarnos con muchos pueblos del interior de Salta donde la totalidad de los alumnos, o muchas veces sesenta o cien alumnos, pertenecen a otro culto que no es el católico. Son evangélicos, por ejemplo, o son testigos de Jehová. Eso está en las estadísticas que tienen ustedes en el expediente.

En consecuencia, acá no se trata de imponer una religión. Ya pasó esa etapa. Alguna vez la tuvimos. Fíjense que cuando se sancionó la Constitución se apartaron los constituyentes del proyecto de Alberdi y de los ensayos constitucionales que había habido en 1819 y 1826. No se estableció una religión oficial.

Un convencional, sacerdote católico, Benjamín Lavaisse, dijo: no hace falta más protección para la religión que la que da Dios, no es necesario establecer una religión oficial en el Estado.

Y bueno, señor Presidente, como ustedes pueden ver no hay motivo alguno para que una provincia autónoma no ponga en práctica lo que dice el artículo 5º de la Constitución Nacional, que establece entre las facultades propias de las provincias reglamentar la educación primaria.

Esto es lo que hace la provincia de Salta desde hace 131 años, con muchas variantes, porque ha pasado mucho tiempo. Ha habido otros ensayos, incluso nacionales, como lo de la enseñanza religiosa obligatoria que hubo entre los años 43 y 55, de enseñanza católica. Eso está superado.

Hoy en día las Constituciones, no solamente de Salta, sino por ejemplo la de Córdoba -que fue votada por el doctor Maqueda-, y la mía, establecen una disposición similar a la del Pacto de San José de Costa Rica, y que es lo que en definitiva establece la Constitución de Salta, la Constitución de Córdoba, y muchas Constituciones provinciales: que los padres tienen derecho, sean o no religiosos, a optar porque la enseñanza religiosa tenga una orientación determinada.

Yo puedo ser laico o puedo ser ateo y querer que mi hijo tenga un conocimiento de lo religioso. Eso no significa que yo le esté preguntando a qué religión pertenece. No, simplemente estoy orientándolo, porque quiero que mi hijo tenga un conocimiento de todas estas cosas que hemos estado hablando, de por qué la provincia de San Juan se llama San Juan, de por qué la provincia de Santa Cruz se llama Santa Cruz. Por lo menos esa explicación, que es una explicación de tipo cultural y religiosa, es importante que la sepan los niños.

Sr. SECRETARIO (Dr. Font).- Queda un minuto, doctor.

Dr. GENTILE.- La ley 1.420 había establecido algunos límites a la educación religiosa. La ley 1.420 en ningún momento habla de la enseñanza laica. Dice que la enseñanza religiosa la deben hacer los ministros del culto antes o después de las horas de clase. Bueno, en la provincia de Salta más de la mitad de los colegios tiene jornada extendida, de seis o de ocho horas. ¿Qué quieren, que la educación religiosa la den a las 12 de la noche? Creo que esto ya es el límite. Perdió sentido con la forma en que se educa en este momento.

Además, en todos los niveles de educación hay también educación optativa. En consecuencia, puede haber materias en que así como unos practican fútbol y otros practican hockey en los colegios, bueno, acá también unos pueden ser evangélicos, otros pueden ser cristianos, otros pueden ser judíos.

Señor Presidente: creo que lo que el Tribunal debe hacer es ratificar lo que ocurre en la provincia de Salta, rechazar el recurso, y exhortar al resto del país a tener en cuenta esta importante experiencia que ha tenido la provincia de Salta en los últimos 131 años. Nada más.

Sr. PRESIDENTE (Dr. Lorenzetti).- Muchas gracias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s